Universidad
Politécnica de Madrid

#SomosUPM “La cooperación para el desarrollo abre la mente y el corazón”

Profesor de la ETS de Ingeniería y Diseño Industrial desde hace 27 años, José Antonio Mancebo compagina su labor docente con la cooperación para el desarrollo. Tanzania, Perú, Panamá o Nicaragua son algunos de los países que ha visitado aportando su conocimiento para mejorar las condiciones de vida de esos lugares.

06.10.17

José Antonio Mancebo es profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Diseño Industrial de la Universidad Politécnica de Madrid, y también forma parte del Grupo de Cooperación “Sistemas de Agua y Saneamiento para el Desarrollo”, integrado en el Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano (ITD-UPM).

Lleva ejerciendo docencia 27 años en la ETSIDI y actualmente se encuentra en su 26º viaje de cooperación. Esta vez ha sido Nicaragua, pero ha visitado otros países, sobre todo de África y Sudamérica  (Tanzania, Perú, Panamá, etc). Afirma que todo titulado universitario tiene el “deber” de aportar su conocimiento a la sociedad y es ese interés por lo humano lo que le mueve para ir a un proyecto más.

Pregunta.- ¿Cuándo se interesa por primera vez por la cooperación para el desarrollo?

Respuesta.- Mi orientación hacia la cooperación de base tecnológica, fundamentalmente en agua y saneamiento, se inicia en 1999 con un proyecto en Panamá. Tras una serie de preguntas que me plantean en un curso que impartía, me encuentro evaluando un proyecto de abastecimiento de agua en comunidades indígenas en Panamá, y tras ello, a un viaje extraordinario a través de la Selva del Darién en busca de estos poblados y de las fuentes para el abastecimiento.

P.- ¿Cómo surgió el Grupo de Cooperación en la ETSIDI?

R.- Después de Panamá vino Tanzania, dos viajes también con proyectos de abastecimiento y saneamiento. Si Panamá era solamente Ingeniería Sin Fronteras (ahora ONGAWA) y yo iba simplemente en días sueltos de vacaciones, a partir de entonces la UPM empezó a tener en cuenta la cooperación para el desarrollo como proyecto curricular de la universidad. La cooperación empezó a formar parte de nuestra actividad como profesores y personal, siguiendo la idea de otras universidades europeas y norteamericanas en cuanto a la búsqueda de la dimensión social de la enseñanza y la ingeniería. El grupo se inició en los años 2004-2005, y progresivamente se fueron uniendo más profesores. En 2007 es cuando se crea el Grupo de Cooperación, reconocido oficialmente por la Universidad.

P.- ¿Qué le aporta a un ingeniero formar parte en un proyecto de cooperación?

R.- Creo que puede aportarle muchísimo. Mucho más de lo que se piensa. Podemos decir que abre la mente y el corazón a nuevas experiencias. De ahí en adelante a una satisfacción por la trascendencia de la tarea que desarrollas que no podrías sospechar, ni pensar siquiera, que fuese así cuando inicias el camino.

Entrevista completa en Familia ETSIDI
Redacción y producción del vídeo: Myriam Barnés Guevara
Fotografía: Agustín Llambías Olivera
Versión para móviles: http://blogs.upm.es/familiaetsidi/